Mendocina irá a la Justicia para que su obra social le pague el cambio de sexo - Córica Abogados | Abogados en Mendoza Scroll to top
  • +54 9 261 510-4593
  • COORDINAR REUNIÓN ONLINE
  • HORARIOS: 08.00 AM - 08.00 PM

Mendocina irá a la Justicia para que su obra social le pague el cambio de sexo

Fuente: https://www.infobae.com/2010/04/15/511359-mendocina-ira-la-justicia-que-su-obra-social-le-pague-el-cambio-sexo/

Una mujer que nació como hombre y sufre disforia sexual busca que su prepaga le cubra la operación. Desde la empresa argumentan que esa enfermedad no está inscripta en el Programa Médico Obligatorio

La damnificada es Carolina C., una mendocina de 44 años. Si bien tiene identidad femenina (su nombre de mujer ya se encuentra en todos sus documentos), la obra social a la que pertenece no quiere pagarle la operación de cambio de sexo, informó el sitio web Los Andes Online.

Los problemas para Carolina comenzaron cuando tenía 5 años. Fue en ese momento cuando descubrió que, siendo hombre, se sentía mujer. Creció con ese padecimiento, ajustándose a los cánones que le imponía la sociedad. Pero, con el tiempo, fue diagnosticada con disforia de sexo, una enfermedad en la que se presenta un rechazo por el sexo biológico.

Así, comenzó con su lucha. Y el 14 de diciembre de 2009 un fallo del 1er Juzgado de Familia, a cargo del juez Germán Ferrer, la autorizó a cambiar su identidad en toda su documentación. El 26 de marzo de este año recibió su nuevo DNI, y ya cuenta con nombre femenino en su partida de nacimiento, título universitario y otros documentos.

Pero la Obra Social de Empleados de Comercio (Osecac) se niega a pagarle la operación de cambio de sexo, argumentando que “el Programa Médico Obligatorio (PMO) no cubre esa enfermedad porque no está inscripta allí”, explicó el abogado de Carolina, Ricardo Córica.

La respuesta que le dio la prepaga fue verbal. Por eso, la damnificada fue a la Justicia pero, en primera instancia, el juzgado Nº 2 a cargo de la jueza Olga Pura de Arrabal denegó el amparo a sólo tres horas de haberlo recibido. Para ello esgrimió las mismas razones que Osecac.

“Carolina padece disforia sexual y no hay que confundirla con la homosexualidad que no es una enfermedad para la Organización Mundial de la Salud. Acá lo que está en juego es el derecho a la salud porque Carolina sufre una enfermedad”, agregó el letrado.

El derecho a la salud está contemplado en el artículo 33 de la Constitución Nacional, a la que el PMO está subordinado, por lo que la mujer recurrirá a la Justicia contra la obra social para lograr la cobertura total de la intervención.

En la Argentina sólo dos centros de salud realizan esta operación: el hospital Ricardo Gutiérrez y la clínica privada Eco Ver. El primero, que podría llevar adelante la cirugía de manera gratuita por ser público, no puede ayudar a Carolina porque ella cuenta con obra social y el servicio es ofrecido a los que no la tienen. El otro, que trabaja con Osecac, tampoco lo hará a menos que reciba los 29 mil pesos que cuesta la cirugía.

Por su parte, Carolina señaló: “Todo lo que pretendo es tener una vida saludable y normal. Soy una mujer y sólo trato de hacer algo al respecto. Es mi vida la que está en juego. Yo hoy tengo mi identidad como mujer, pero no lo soy plenamente porque se me niega la posibilidad“. “Sé que puedo ayudar a otros, pero primero quiero que esto termine para poder relajarme y llevar mi vida en paz (?). Confío en Dios y en la Justicia“, finalizó.

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo podemos ayudarte?